Precauciones básicas: Agujas y otros objetos punzocortantes

Puede cortarse o pincharse con agujas, lancetas, navajas y otros dispositivos filosos usados (conocidos como objetos punzocortantes). Esto puede exponerlo a bacterias que se transmiten por la sangre. Tómese el tiempo necesario para manipular los objetos punzocortantes de forma segura.

Manipular los objetos punzocortantes con cuidado

Siempre que manipule objetos punzocortantes muévase con mucho cuidado. A fin de evitar exponerse a sangre u otros materiales potencialmente infecciosos (MPI), tenga en cuenta lo siguiente:

  • Nunca arroje un objeto punzocortante a la basura. Ni coloque un objeto punzocortante usado sobre ninguna superficie. Deséchelo en un recipiente para objetos punzocortante debidamente identificado tan pronto como termine de utilizarlo.

  • No doble, rompa ni vuelva a tapar las agujas. Nunca retire las agujas usadas de las jeringas desechables.

  • Pida ayuda antes de utilizar objetos punzocortantes cerca de pacientes confundidos o poco dispuestos a cooperar.

  • Asegúrese de que no se dejen objetos punzocortantes en la ropa de cama ni en las mesas de luz.

  • Nunca recoja vidrio roto con las manos.

  • Siempre que sea posible, use sistemas de conexión sin agujas para la administración de líquidos por vía intravenosa.

Utilice recipientes para objetos punzocortantes

Su centro proporcionará recipientes especiales para desechar objetos punzocortantes. Estos recipientes deberán ser herméticos y resistentes a perforaciones. Además, deberán estar claramente identificados con una etiqueta de peligro biológico. Estos consejos le permitirán manipular los recipientes para objetos punzocortantes con seguridad:

  • Nunca llene demasiado un recipiente para objetos punzocortantes. Deseche los recipientes para objetos punzocortantes según las normas de su centro cuando dos terceras partes de dichos recipientes estén llenas.

  • Nunca intente introducir un objeto punzocortante a la fuerza en un recipiente para objetos punzocortantes. Tenga cuidado y preste atención al introducir objetos punzocortantes en el recipiente.

  • Nunca introduzca la mano en un recipiente para objetos punzocortantes.

  • Nunca abra, vacíe ni vuelva a utilizar un recipiente para objetos punzocortantes.

Inmediatamente después de utilizar objetos filosos, deséchelos en un recipiente para objetos filosos debidamente identificado.

Notificar cualquier exposición a objetos punzocortantes

Aun cuando tome todas las precauciones básicas, es posible que se vea expuesto en su trabajo a microrganismos patógenos que se transmiten por la sangre. Conozca las normas previstas en el plan de control de exposición de su centro. Siga estas normas en caso de exposición a objetos punzocortantes, salpicaduras o rocío de sangre u otros materiales potencialmente infecciosos, así como cualquier otro tipo de exposición. Si se ve expuesto a algún objeto punzocortante:

  • Lávese bien la zona con agua y jabón. Si sus ojos han estado expuestos, enjuáguelos bien solo con agua (no utilice jabón).

  • Busque atención médica de inmediato. El tiempo puede ser un factor fundamental para prevenir cualquier infección. Es posible que deba realizarse pruebas de VHB, VHC y VIH. Asimismo, es posible que reciba vacunas o un tratamiento posterior a la exposición a fin de reducir la posibilidad de infección.

  • No intente hacer una autoevaluación de su exposición.

  • Notifíquela a su supervisor u otro personal del centro. Si estuvo expuesto a la sangre o a otro material potencialmente infeccioso de algún paciente, es posible que se le realicen pruebas para detectar infecciones de transmisión hemática a dicho paciente. Esto ayuda a determinar si usted está o no en riesgo.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.